El bosque de Gulubú

El bosque de Gulubú
Sarah Preston

"¿Ustedes vieron esos libros-sorpresa que cuando uno los abre aparecen figuritas de pie?

Bueno, igualito es el bosque de Gulubú. Como las marionetas dormidas. Uno le tira de los hilos y ellas se ponen de pie, bailan y se mueven.

El bosque de Gulubú está planchado en el suelo, y cuando su dueño tira de los alambres, los árboles y los yuyos y las casitas y los bichos aparecen todos como diciendo:

Aquí estamos. Estábamos jugando a la escondida. "(...)


"Por eso, si ustedes alguna vez encuentran detrás de un árbol, o detrás de cualquier cosa, a un inspector enanote y sabihondo que les dice que no es posible que existan un enanito y 7 Blancanieves, o que no es posible que exista cualquier cosa linda, ustedes pueden contestarle:

–Sí señor, existe, en el bosque de Gulubú."


Dailan Kifki

Maria Elena Walsh






domingo, 4 de febrero de 2018

Nieve, naranjas y macarrones



 Qué tienen en común una nieve que no se derrite, unas naranjas a las que les sacaremos el juguito y macarrones sin tomate, duros, crudos, que no son para comer...?
Son las propuestas de juego y manipulación con las que empezamos el año. Son cosas sencillas y cotidianas al alcance de nuestra mano (adulta), porqué no ponérselas también a su alcance a ver qué inventan?


Nieve


Prendré un bon grapat
Lisa Aisato

de la neu més blanca
i la guardaré
dintre d’una capsa.
Quan vingui l’estiu,
que fa calorassa,
la neu em podrà 

refrescar la cara!

La neu
Joana Raspall




No, no nieva en nuestra ciudad pero....en el bosque de Gulubú sí puede pasar....encontrarnos con una nieve suave, blanquita, húmeda,  que sirve para construir un muñeco, una montaña, un helado, ...se puede aplastar con una pala, amontonar, deshacer con las manos, pero no, no se derrite (si quieren les cuento el secreto, si no sigan imaginando...) 




Naranjas
 


¿Saben saben lo que hizo
el famoso Mono Liso?
A la orilla de una zanja
La tentación de ayudar          http://naranjasyzapatos.blogspot.com.es

cazó viva una naranja.

¡Qué coraje, qué valor!
Aunque se olvidó el cuchillo
en el dulce de membrillo
la cazó con tenedor.


La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la hora de la cena
la naranja le dio pena,
fue tan bueno el Mono Liso
que de postre no la quiso.

El valiente cazador
ordenó a su comitiva
que se la guardaran viva
en el refrigerador.

Maria Elena Wals
h




Y si hoy les dejamos prepararse el zumo solas? En casa a veces no hay tiempo, otras veces ni se nos ocurre pensar que pueden hacerlo y la mayoría de las veces pensamos que  todo se va a poner perdido....pero en el bosque de Gulubú esas hazañas se vuelven posibles. 
La experiencia dió para un video clip musical y todo. Con ustedes.....JUGO DE NARANJA!!




Macarrones

"Per fer uns bons macarrons
no em calen uns grans fogons"


 Con la comida sí se juega. Y se experimenta. Recipientes de metal, pinzas, cucharones, y embudos completan la propuesta. Y después cada uno juega a su manera, a cocinar, a traspasar, a ver que ruido hacen al caer uno por uno sobre el plato de metal ....o todos juntos al suelo! 




No es la primera vez que hago estas propuestas, en diferentes momentos o con diferentes grupitos y el resultado es diferente cada vez. Eso quiere decir que funciona, que la propuesta es sólo eso, una propuesta y que los protagonistas son ellos y su necesidad de juego y experimentación de ese momento. A veces he intentado etiquetar o definir la propuesta, "juego sensorial", "vida práctica/Montessori",... encasillarla en el curriculum o enumerar objetivos...pero no, es mucho más que todo eso. Son los gulubitos viviendo  la vida, descubriendo el mundo y haciéndolo suyo, no hay nada más grande.

"Desde el principio esperamos que nuestros hijos progresen. Les obsesionamos tanto con que tienen que convertirse en algo, que se olvidan de ser".


André Stern

Anita Jeram
 

sábado, 30 de diciembre de 2017

Fin de año. Recuerdos, deseos y propósitos



Que las lluvias que te mojen
sean suaves y cálidas.
Que el viento llegue lleno del perfume de las flores.

Que los ríos te sean propicios y corran para el lado 
que quieras navegar.

Que las nubes cubran el sol cuando estés en el desierto.

Que los desiertos se llenen de árboles cuando los quieras
 atravesar. O que encuentres esas plantas mágicas que guardan
 en su raíz el agua que hace falta.

Que el frío y la nieve lleguen cuando estés en una cueva tibia.

Que nunca te falte el fuego.

Que nunca te falte el agua.

Que nunca te falte el amor.

Tal vez el fuego se pueda prender.

Tal vez el agua pueda caer del cielo.

Si te falta el amor, no hay agua ni fuego
que alcancen para seguir viviendo.


Gustavo Roldán

Otro año más llegamos a estas fechas cargadas de recuerdos y vivencias para compartir. Hacemos repaso, el balance siempre es positivo, no hay más que ver sus ojitos brillantes y curiosos, observar sus juegos y....¿quieren verlo? Mi resumen del 2017, un año en 5 minutos:




Así terminamos el año

Jugando juntos...



Preparando nuestro propio papel de regalo y felicitaciones...




Parqueando...



Y como no, alimentando a nuestro querido Tió....



El batec del cargol y nuestra Fiesta de invierno




Zuzzana Celej
Caminando va

Caminando viene un caracol con su casita

Lleva encima siempre todo lo que necesita

Caminando va

Camina solito

Cuando está cansado se recuesta en una rama

Y si está aburrido le conversa a alguna iguana

Caminando va

Y en el camino encuentra el sol

Y el sol le sirve como abrigo

Y en el camino el caracol encuentra sombra

Encuentra paz

Encuentra el mundo en el camino

Caminando va

Marta Gómez





Para el encuentro de invierno los gulubitos nos fuimos de concierto. Después de la buena experiencia que tuvimos con Beatles per a nadons , no dudamos en asistir a "El batec del cargol" dirigido por Carles Pedragosa asesorado por Paulo Lameiro. Una delicia des de antes de entrar, con su invitación musical que nos sumergió en un mundo sonoro, un placer para los sentidos,...



"El latido es la primera música que escuchamos mucho antes de nacer. Es probablemente el elemento sonoro que mejor sintetiza el origen de la vida. El caracol es un icono de fragilidad e inocencia, pero también de constancia y autonomía.
En el cruce de estas ideas está el punto de partida de este nuevo concierto.
Mientras allá fuera vivimos deprisa, huyendo, entre pantallas táctiles y semáforos, el caracol no llega nunca tarde en ninguna parte. Vive instalado en el presente. Aquí y ahora, como la música que escuchamos.
De su imaginario surge una suite de contrapesos; entre la orden y el caos, entre el equilibrio y el inestable, entre la razón y aquello visceral...En el juego de estos contrastes se esconde un canto a la vida y a sus misterios y una reflexión musical sobre el paso del tiempo."







 Los gulubitos lo disfrutaron junto a sus familias, cada uno a su manera, desde los brazos de mamá , o gateando por el escenario...

Y después...la tradicional chocolatada en casa y por último nuestro Tió bien alimentado estaba listo, así que le cantamos su canción y abrimos los regalitos que nos "cagó". Un encuentro un tanto caótico, pero el más hogareño de todos, con gulubitos "veteranos" de la primera temporada que ya están en la escuela y gulubitos "novatos" en su primera fiesta de invierno, reencuentros, compartir experiencias y noticias maravillosas como la de hermanitos en camino, tiñeron el ambiente de emoción, calidez, dulzura . Así que gracias familias, una vez más, por tanto.







Un año de encuentros




Un año son 12 meses, 365 días, ....y cuatro encuentros de gulubitos. Un picnic, una excursión, un concierto,...lo importante es el reencuentro, estar juntos, pasarlo bien, hacer tribu y conocernos más ..




 Feliz año nuevo

Ya no nos queda más que desearles muy feliz año nuevo, con mucho tiempo de caracol, para estar juntos y jugar. Nosotras nos proponemos descansar y así arrancar el año nuevo con las pilas cargadas.





Aunque algunas no saben estar de vacaciones y un poco de trabajo siempre hay....





Que nunca les falte amor! Salud 2018!

Annya Kai

domingo, 19 de noviembre de 2017

Otoñeces

Niño, mi niño,
Elodie Nouhen
tu niño y aquel niño,
todos van.
Rueda, que te rueda,
hacia la vida nueva
llegarán.

Cada niño un poco,
todos tomarán
de la misma leche
y del mismo pan.

Niño, mi niño,
vendrás en primavera,
te traeré.
Gurisito mío,
lugar de madreselvas
te daré.
Y aunque nazcas pobre,
te traigo también:
se precisan niños 
para amanecer.

Daniel Viglietti
Gurisito

La crianza, al final, siempre es compartida, como la vida. Somos seres sociales, pero hemos perdido un poco el sentido de comunidad. Ese sentir que todos los niños son tus niños, ese cuidar uno de los otros. Y creo que es necesario recuperarlo, a pequeña escala, una escala asumible de afectos y responsabilidades. Porque ese crecer en grupo y cuidarse entre todos sintiéndonos responsables es lo único que nos salvará del "sálvese quien pueda".

Pero hoy vamos a hablar de nuestros talleres de otoño.... y algunas "otoñeces"* más .

*Otoñar: Del lat. autumnāre 'hacer tiempo de otoño'.
1. intr. Dicho de una persona: Pasar el otoño.
2. intr. Dicho de la hierba: Brotar en el otoño.
3. prnl. Dicho de la tierra: Sazonarse, adquirir tempero, por llover suficientemente en el otoño.

Y con ese sentido de crear el ambiente apropiado, adquirir tempero para que las simientes/gulubitos puedan brotar es que pensamos y creamos los talleres de otoño...., y con mucha ternura, claro.



La ternura de un abrazo
Brian Patterson
 
Las personas que saben dar abrazos

saben que el objetivo no es rodear

a la otra persona con los brazos,

sino acercar el corazón propio al otro.

Carlos Miguel Cortés 








Las únicas muestras de afecto válidas son las que surgen espontáneamente. Nunca obligo a dar besos ni para saludar ni para pedir perdón. Pero en el bosque de Gulubú se respira un ambiente amoroso y siempre hay momentos para la ternura <3







La cesta de otoño


Estaba la reina batata
Macarena Asensio
Sentada en un plato de plata,
El cocinero la miró
Y la reina se abatató

Entonces llegó de la plaza
La nena menor de la casa,
Cuando buscaba su yoyó
En un rincón la descubrió

La nena en un trono de lata
La puso a la reina batata
Colita verde le brotó
(A la reina batata, a la nena, no)
Y esta canción se terminó.
La reina Batata
Maria Elena Walsh

La bichera
Cuando era niña, junto con mis hermanos, siempre en otoño poníamos un boniato o batata en un tarro de cristal  con agua y a los pocos días empezaba a brotar, a las semanas teníamos en la cocina unas hermosas plantas. Ahora las batatas no brotan, no sé qué les ponen pero no brotan...pero los niños siguen teniendo la misma curiosidad por frutos y elementos que nos trae una nueva estación. Por eso acercárselos y que puedan dar rienda suelta a su curiosidad, descubriendo, investigando, explorando y preguntando es una buena manera de vivir el otoño con los sentidos abiertos. Queda pendiente repetir el experimento con batatas ecológicas a ver qué pasa...ya les contaré.





Esa fruta verde con forma de piña es un brécol? Nooo, chirimoya! Y esa que parece un tomate grande y naranja? Caqui. Y la granada es más rica cuando nos hemos entretenido en desgranarla con deditos pinza y mucha paciencia.



Botellas sensoriales

Con los ojos cerrados no ves las cosas, pero la nariz te anuncia que en el vaso hay flores.
La nariz tapada no percibe olores, pero tus ojos ven las rosas nuevas.
La mano en la cara es una máscara que cubre mis ojos, mi nariz y mi boca, pero sé que te acercas porque oigo tus pasos.
Antes de poner el pan fresco en mi boca, sé que es de hoy porque cruje entre mis dedos.
No hay viento capaz de cerrar todas mis ventanas.

Pipo Pescador. Los sentidos. Libro de cabecera

Las botellas sensoriales son una propuesta para estimular los sentidos encerrando en una botellita objetos que de otra manera sería peligroso ofrecer a un bebé y que le permiten agitar, observar, escuchar y manipular diferentes elementos (plumas, cascabeles, garbanzos, cintas, canicas, caracolitos,...)



La cesta de los tesoros

Una idea sencilla: explorar objetos cotidianos dejándolos a su alcance en una cesta. Diferentes materiales, muchas posibilidades, golpearlos, encajarlos, sacudirlos, probarlos, ...


http://elbosquedegulubu.blogspot.com.es/2013/05/la-cesta-de-los-tesoros.html






Temps de menjar castanyes




El ball de la castanya
no sé qui el ballarà
Si tots entrem en dansa,
el foc les cremarà.
El ball de la castanya
no sé qui el ballarà.
si queden massa crues
tothom rondinarà






Jugar con castañas, hacer cucuruchos de papel para guardarlas, revolverlas, contarlas, traspasarlas,...






El parque en otoño

 
Con peluca de fideo fino,
guantes patito, traje de papel,
Margarita Sheshukova
va dejando por todo el camino
una luz parecida a la miel.

El señor se para en una esquina
y del bolsillo de su pantalón
saca banderitas de neblina
y un incendio color de limón.

Con sus tijeritas amarillas
pasa por el jardín:
le cortó las patillas
y los bigotes al jazmín.

A los arbolitos de la plaza
un sobretodo de oro les compró,
y pintó la tarde con mostaza
aunque el sol le decía que no.

Canta dulcemente con sordina
y se pasea como un inspector.
Prueba la primera mandarina
y se lleva la última flor.

El señor Otoño.
Maria Elena Walsh 


Nuestros paseos diarios por el parque son especiales en otoño. El parque tiene una luz mágica, el sol tibio está tan agradable..., y por la mañana hay una tranquilidad especial que hace que gatos, palomas, mirlos, petirrojos, abuelitos y algunos pocos y afortunados niños lo habiten. Descubriendo piñas, hojas de tantos colores, caracoles, arañas y alguna mariposa despistada,...




Pintando un mundo nuevo

Ella decide cuando es de día
Arianna Floris
ella maneja el sol
anda pintando toda la casa
con trozos de crayon
rojo a los muros
verde al oscuro sillón del comedor
y un poquitito de azul celeste aquí en mi corazón
el amarillo tiñe a los vidrios
y ella no entiende bien
como es que pierde sus hojas verdes
el paraíso aquel
pintame un árbol que no envejezca
pinta en mi habitación
un árbol verde con hojas frescas
pinta con tu crayon
te necesito dulce Daniela
alguien que pinte aquí
un mundo nuevo, pintalo nena
pinta dentro de mi 

Dulce Daniela
Victor Heredia


Pintamos...





Estampamos con hojas y manzanas...




Y modelamos con plastilina...


Hago una bolita con mi plastilina. 
Siento en los dedos un poco de arena, 
alguna plumita medio amasada,
 porque a mi plastilina se le pegan las cosas, 
como recuerdos. 
Nadie sabe todo lo que esconde esta bolita rechoncha. 
Y aquí vamos, mi plastilina y yo.

Laura Devetach. Cuento de plastilina





Trasvases y juegos con materiales reciclados

Ya hace rato que sabemos que lo que más entretiene y con lo que más disfrutan y aprenden no son grandes y sofisticados juguetes, sino materiales comunes, desestructurados y con infinitas posibilidades: macarrones, cucharones, recipientes varios, embudos,..., fue la primera propuesta. La segunda, tubos de cartón, latas, tapas y pinzas de la ropa.





Panellets

Lina Dudaite
Ja és la Castanyada,
ja és la Castanyada.
Panellets i castanyes,
volem menjar.
Panellets i castanyes,
anem a cuinar!

Ens rentem les mans amb aigua i sabó
i ens lliguem bé el davantal;
al cap, un barret de cuiner.
Tots els ingredients a punt!

I com fem els panellets?

Ambaükatunàbia


Para mi está claro que las cosas nos irían mejor si en las escuelas hubiera más cocinas y menos tablets.

 Las manos bien limpitas...



Y a cocinar...





Quieren ver un video con la misma receta, las mismas cocineras pero con un año menos de experiencia? video panellets 16


Feliz Otoño!!

miércoles, 11 de octubre de 2017

Lo que se aprende es lo que se respira






          "Lo que se aprende es lo que se respira" 

                                                                      Marina Pascucci




* Esta entrada está escrita a partir de la reflexión creada a raíz de la lectura del libro "La escuela slow" de Penny Ritscher a quien pertenecen los textos en cursiva.



Des del verano que no nos asomábamos al blog sin embargo el bosque de Gulubú está lleno de actividad des de septiembre. Pero no es una actividad acelerada a golpe de reloj, ni apresurada por tener que llegar a alguna parte. Ni cumple con un programa cerrado, ni con unos objetivos establecidos desde fuera. Es una actividad tranquila, orgánica, lenta...a veces puede parecer que no hay actividad, que no estamos haciendo nada, no estamos produciendo nada, no hay resultados inmediatos. Hay quien diría incluso que estamos perdiendo el tiempo, mirando un caracol o esperando que una de las gulubitas intente una y otra vez ponerse un calcetín antes de salir al parque o dejando que un bebé saboree varias frutas en vez de llenarle rápidamente la barriga con un biberón o una papilla, saludando los perros y los pájaros del parque, llenando y vaciando cubos con piedras....pero,¿ qué hay detrás de todo ese "perder el tiempo"? vida, vida y aprendizajes

Festina lente

Significa "Apresúrate despacio" o "avanza lentamente"

"¿Cómo puede resultar deseable una civilización ecológicamente sostenible? Langer responde con lentius, profundius, suavius (más lento, más profundo, más suave), en vez de citius, altius, fortius (más veloz, más importante, más fuerte). Así la pregunta decisiva se planea no tanto sobre qué se debe hacer o no se debe hacer, sino sobre cómo se debe hacer.

Poner atención al cómo significa respeto, significa ver la realidad por lo que es, significa reflexión, significa afecto por las cosas que se hacen ( y por las personas que están con nosotros)
"



En nuestro hacer diario ese acento en cómo hacemos las cosas toma ese sentido de avanzar despacio con respeto, cuidado, amor y reflexión. Cuesta un poco, porque no deja de ser ir a contracorriente, pero cuando me doy cuenta que me estoy dejando llevar por la prisa y las exigencias, suena una alarma dentro mio y freno. Nuestros niños son un buen "cable a tierra" en estos casos



El valor de lo cotidiano


"El reconocimiento de la riqueza de lo cotidiano nos lleva a considerar estrechamente relacionadas las dimensiones afectivas y las cognitivas, las relacionales y las psíquicas. Reflexionando sobre lo que sucede se hallan temas relacionados, complejos pero también significativos, que dejan huella, dejan memoria, dejan emociones y recuerdo. Los aprendizajes signficativos (que en definitiva son los que cuentan) proceden de ahí. Si cada uno de nosotros piensa qué cosas importantes conoce, cómo las ha aprendido, con qué situaciones están relacionadas, puede confirmarlo."




Es cierto, las cosas importantes las aprendemos en casa, de la mano de quien nos quiere. Lo demás son conocimientos, pero los verdaderos aprendizajes son los que dejan huella y se tejen con emoción.




Explicitar lo intangible



"Para contentar las expectativas de las familias, para tener financiación, para cumplir los deberes administrativos, para ser "productivos", se dedica mucha atención a los aspectos más visibles de la escuela: programas, proyectos, controles, documentación, trabajos, murales, espectáculos...Quien trabaja en el ámbito educativo sabe, sin embargo, por experiencia, que existe otra dimensión de la escuela, intangible, no cuantificable, esencial."




Las madres de día no estamos tan presionadas por esos deberes administrativos y ese tener que justificar nuestro trabajo con aspectos cuantificables, pero no estamos del todo exentas y debemos cuidar que una regulación con todo lo que conlleva no nos haga perder esa otra dimensión porque habremos perdido nuestra esencia:


"Una dimensión hecha de miradas que se cruzan, de conversaciones, de reflexiones compartidas, de relaciones de confianza recíproca que maduran con el tiempo. Una dimensión hecha de personas, de sentido de pertenencia, de incrementos de autoestima que acompañan una nueva habilidad adquirida, de experiencias compartidas..."


Momentos intangibles, juegos en el parque


Explorar y explicitar ese aspecto más invisible es también la tarea de este blog, que no expone resultados o trabajos sino caminos, vivencias, y sentires cotidianos. Una cotidianidad que lejos de ser vulgar se convierte en fuente de experiencias vitales, reflexión y aprendizaje.




¿Qué significa "significativo"?



En los objetivos generales del curriculum se habla mucho de aprendizajes significativos. En esa búsqueda de momentos significativos muchas veces perdemos realmente de vista el significado real de esa palabra y nos olvidamos de preguntarnos significativo para quien ? ¿Para los niños? ¿o para las maestras, las familias, la administración, para los adultos en general?



"Los momentos más signifcativos a menudo se encuentran al margen del programa, en situaciones informales"

Descansar, dormir, despertar,...momentos para cuidar




En nuestra casa pues, en los momentos cotidianos, fuera de programa y currículum es dónde se esconden esos momentos significativos para los niños




Educar al lado


"Vamos a ver otra tipología educativa. El maestro no está enfrente de los niños, sino a su lado. Entre niños y maestro existe una interacción ocasional (el contenido del intercambio no ha sido previsto), pero no por eso es casual: el maestro intervine de forma ponderada y pensada, se integra en la situación que se presenta, está al lado de los niños y habla con ellos; escucha, intenta comprender sus razonamientos, responde, acuerda normas, provoca reflexión, sugiere. En vez de "enseñanza presencial" se tendría que hablar de "educación lateral""






Las madres de día, y en otros proyectos de educación centrados en la persona, los educadores no nos llamamos maestros porque no nos identificamos con ese modelo de profesor frente a sus alumnos sino más bien como acompañantes, porque nos situamos al lado, no delante de los niños.




Pensamientos ocultos


"¡Cuánto reflexionan los niños y las niñas! A menudo no nos damos cuenta de su continuo trabajo oculto, de sus esfuerzos para comprender el mundo en el que se encuentran.

Es fascinante intentar entender cómo piensan los niños. Y es fascinante intentar estimular sus pensamientos. Se trata de escuchar, de esperar, de comentar de forma abierta, de reprimir nuestros saberes para no chafar los razonamientos de los niños."





Y yo añado, ¡cuánto reflexionan los bebés! quien ha observado mucho a los bebés habrá descubierto esa mirada curiosa, ese hacer y esperar una reacción para repetir, parar, pensar y actuar. Comprobar con rigor científico las propiedades de la materia y la física, o seguir atentamente una conversación descifrando un lenguaje del que ya participan aunque aún no hablen.


Porqué documentar

"Vale la pena documentar (para nosotros y para los compañeros, para los niños, para las familias) las situaciones que han tenido éxito y han sido particularmente constructivas, pero también las que no funcionan, para reflexionar mejor. Sacar fotos, tomar apuntes, anotar los comportamientos de los niños y las niñas."






Este blog tiene esa intención de documentar, pero surgió como una necesidad más simple, la de compartir todo lo que pasa, lo que se vive, juegos, experiencias y conquistas , un montón de vivencias cotidianas que quedarían como recuerdos familiares sino fuera por esa reflexión que provocan


Cuidado y educación



"Quien ha trabajado en el jardín de infancia sabe por experiencia que cuidado y educación son inseparables,si bien no siempre somos plenamente conscientes de ello."


Las madres de día hemos recibido algunas críticas por ser un servicio meramente "asistencial", sin embargo nuestra labor tiene un valor claramente educativo sólo que no lo contemplamos como algo separado de la asistencia. Asistencia entendida como el cuidado, la atención y el maternaje. Porque entendemos que es desde ahí, cuidando esos momentos de atención personal, creando un vínculo afectivo seguro que incidimos, facilitamos y posibilitamos el despliegue de todo el potencial de cada niña.






"Cada momento y cada situación, ya sea formal o informal, es potencialmente un recurso educativo precioso, si se gestiona bien y con consciencia. Se trata de predispones espacios y tiempos para favorecer encuentros, momentos para compartir, juegos, proyectos, conversaciones, exploraciones, descubrimientos, reelaboraciones..."



Ser productivos

"El afán de rendimiento inducido por las familias es una trampa, y es complicado no caer en ella. Hay que tratar de sensibilizar a los padres, hacerlos partícipes de un proyecto educativo a la medida de los niños: un proyecto basado en la vida cotidiana con sus infinitas microactividades, recurrentes pero siempre distintas, ricas en descubrimientos compartidos y conversaciones. Para los pequeños, la vida cotidiana es una especie de laboratorio continuo."


experimentando con arena mágica




Esta reflexión es en la que nos basamos las madres de día para defender el espacio doméstico, el hogar, como espacio educativo ideal para los niños pequeños, precisamente porque ofrece esas infinitas microactividades que transforman la vida cotidiana en un laboratorio, a la vez que ofrece un ambiente cálido de dimensiones asumibles y familiar.



Repensar lo cotidiano

Hay una serie de recursos que están poco explicitados y valorados en el proyecto educativo de las escuelas y que son precisamente la base del proyecto educativo de las madres de día:



- Las relaciones entre las personas

- Las historias personales de cada uno

- La vida cotidiana

- Los espacios exteriores

- El juego libre

- El tiempo



"Aprovechar estos recursos en clave educativa no requiere inversiones económicas costosas; requiere sin embargo, una inversión mental: repensar lo cotidiano, revisar las prácticas consolidadas, poner en discusión las prioridades."

descubriendo una cesta con objetos de madera



Relaciones entre niños

Otra de las críticas que recibimos las casas de crianza es que no posibilitamos la socialización. En realidad sabemos que la socialización es un proceso paulatino para el que los niños se van preparando desde que nacen ampliando el contacto con personas de su entorno y que como mejor pueden relacionarse es en pequeño grupo.





"Para poderse relacionar de un modo inteligente y constructivo, los niños y las niñas necesitan un contexto favorable. En primer lugar, estar en pequeño grupo. En un grupo reducido los intercambios se pueden autogestionar; se miran a la cara, se habla, se discute, se proyecta, se ponen de acuerdo.

La presencia (discreta) de un adulto es determinante. La maestra gestiona la situación con las antenas, oye si todo va bien, si hay que intervenir y cuándo, de una forma u otra."


Me identifico con ese gestionar la situación con las antenas, como una manera de observar, de estar presente y valorar antes de actuar nuestra intervención, sin entrometernos, avanzarnos o robarles el protagonismo.


Las rutinas


"En el argot de las escuelas para la infancia, los momentos de cuidado -comer, ir al lavabo, descansar, vestirse- se llaman "las rutinas". Es un término poco acertado porque tiene una connotación de repetición aburrida. En realidad las rutinas (si están bien organizadas) no son en absoluto aburridas, al contrario.

Las rutinas son la estructura de apoyo de la jornada.

Las rutinas sirven de reloj viviente.

Durante las rutinas se vuelve a tocar con los pies en el suelo. Se aprende a atarse los zapatos, a abrocharse la chaqueta, a ponerse los guantes, a sonarse...A limpiarse los zapatos en la alfombra antes de entrar en un edificio. Es un gesto de cultura; significa asumir una responsabilidad personal para el entorno colectivo. Es una costumbre de ciudadanía activa."




Las rutinas son situaciones repletas de sentido: la satisfacción de las necesidades fisiológicas, el aspecto ritual y tranquilizador, el valor afectivo y relacional, el aspecto "de taller", los saberes escondidos, un principio de realidad...Existe todavía otro sentido que se debe atribuir a las rutinas, que podríamos llamar meditativo , o bien el placer de la "slow life".

Construyendo un barquito y haciéndolo navegar



"No estamos perdiendo el tiempo, el tiempo lo estamos viviendo"
 
Encuentro de otoño en el Parc Samà


*Los texos en cursiva son fragmentos del libro "La escuela slow" de Penny Ritscher
*Las imágenes pertenecen a momentos vividos en "El bosque de Gulubú" durante el mes de septiembre